miércoles, 22 de julio de 2009

Personas Descartables


En su artículo "Personas con Trastornos de la Personalidad", el Dr. Joseph Carver analiza algunas de las características típicas de las personas manipuladoras que destruyen las relaciones con otras personas.

Entre estas características encontramos las "emociones superficiales". Al respecto, el Dr. Carver nos explica lo siguiente:

  • Emociones superficiales: Las personas saludables siempre se sorprenden y quedan perplejas ante el hecho de que una persona con un trastorno de la personalidad es capaz de desvincularse de una pareja rápidamente, continuar con su vida y mostrar muy pocas emociones, como el remordimiento o la angustia. Una persona con un trastorno de la personalidad puede hallar otra pareja inmediatamente después de una ruptura, generalmente, a los pocos días de la ruptura. Estas mismas personas también pueden desvincularse rápidamente de su familia y sus hijos. Pueden enfadarse con sus padres y no comunicarse con ellos durante años. Una persona con un trastorno de la personalidad puede abandonar a sus hijos, culpando al mismo tiempo a su cónyuge o pareja de su falta de apoyo e interés. Su capacidad de comportarse de esta manera se relaciona con las “emociones superficiales”. La mejor manera de pensar en las emociones superficiales es la de compararlas con tener un automóvil aceptable, por valor de U$D300.00 (192 euros). Usted ha realizado una inversión pequeña en el automóvil y mientras éste funcione bien, usted no tendrá quejas. Usted se toma el trabajo de mantener el vehículo, siempre que los gastos de mantenimiento sean bajos. Si se vuelve caro mantenerlo, debido a problemas mecánicos, es más económico abandonarlo y comprar otro automóvil de U$D300.00, que funcione bien. Así, si recorre una larga distancia, decidirá dejarlo atrás porque llevarlo consigo le resultará más costoso. Una persona con un trastorno de la personalidad tiene emociones superficiales y, con frecuencia, ve a las personas que le rodean como automóviles de U$D300.00. Su inversión emocional en los demás es mínima. Si el padre es muy problemático, rápidamente le deja de lado. Si los padres critican su conducta, entonces finalizan su relación con ellos… hasta que necesite algo.

Las personas manipuladoras, normalmente sufren de algún trastorno de la personalidad como el Trastorno de la Personalidad Narcisista o el Trastorno de la Personalidad Histriónica o el Trastorno de la Personalidad Antisocial.

Para estos manipuladores, las personas no son más que "material descartable". Los abusadores exhiben un fuerte egocentrismo. El mundo gira en torno a sus propias necesidades y los sentimientos y las necesidades ajenas no son importantes.

Cuando establezca una nueva relación, observe si usted "recibe" en la misma medida en que "da". Las relaciones saludables se basan en un intercambio saludable y equitativo, en el que las personas dan, reciben y contribuyen a la relación, en igual medida. Si usted observa un desequilibrio y nota que siempre da mucho más de lo que recibe o que sus sentimientos y sus necesidades no son tenidos en cuenta o respetados, tómelo como un signo de alerta y continúe observando para poder tomar una decisión bien fundada.

Esto no sólo se aplica a las relaciones personales, sino también a las relaciones laborales, educativas, sociales, etc. Recuerde que usted vale tanto como los demás, no vale menos. No tiene obligación de acceder a los caprichos ajenos. No se convierta en material descartable. Comience a tomar las riendas de su vida y valórese más. Usted lo merece.

-------------------------------------------------------
@ Mariana Barrancos 2009
Abusoemocional.com
MarianaBarrancos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario